Condiciones de Venta

Mapa de acceso

Reservar ahora


Mediante nuestro formulario, haga su solicitud de reserva para disfrutar de esta experiencia.

Por favor, chequear captcha.
Enviando...

Reserva registrada


Su mensaje ha sido enviado. Le responderemos a la brevedad.

Ha ocurrido un problema


Por favor, intente hacer su reserva más tarde.

Reservar ahora

Ubicada a solo 10 km de San Antonio de Areco, esta Estancia típicamente argentina es considerada una de las más bellas y tradicionales del país, por su historia, su arquitectura y por la naturaleza que la rodea.

El nombre “La Porteña” fue elegido en 1857 en honor a la locomotora que cubría la distancia desde la Plaza Lavalle hasta Floresta en la ciudad de Buenos Aires. “La Porteña” ha recibido su nombre de Don Manuel J. Guerrico, su dueño desde la fundación en 1822 y quien fue también uno de los principales iniciadores del primer ferrocarril construido en Argentina.

Edificada hace 2 siglos, La Porteña es la Estancia más antigua de la región. Su casa principal está rodeada por un parque de 30 hectáreas, diseñado en ese momento por el paisajista francés Charles Thays. Toda la propiedad tiene actualmente una superficie total de 300 hectáreas.

Evoca la atmósfera de antaño donde el escritor, Ricardo Güiraldes (1886-1927), autor del famoso libro Don Segundo Sombra, pasó largos períodos de su infancia observando las tareas del duro trabajo diario realizado por los gauchos.

La propiedad

La Porteña fue declarada Monumento Histórico Nacional por la preservación intacta de su estilo arquitectónico criollo argentino y sus anchas paredes asentadas en adobe.

La Casa Grande tiene cuatro dormitorios, cada uno con baño privado, cómodas camas dobles o king-size y una chimenea además de la calefacción central. Cada habitación tiene un nombre haciendo referencia a la obra del poeta local: Don Segundo Sombra, El Cencerro de Cristal, El Sendero sin olvidar la habitación Ricardo Güiraldes y el Rincón del Poeta, que da acceso al antiguo escritorio del escritor.

A la salida de la Casa Grande, tiene a su disposición una pérgola semi octogonal con muebles de jardín de época. Es un lugar ideal para tomar el desayuno.

La Casa Chica es el edificio más antiguo de la Estancia, que data de 1822. Tiene tres dormitorios, uno en planta baja y dos en el primer piso. Estas habitaciones amplias tienen camas king-size y baño privado. Pasan por alto el parque y sus árboles centenarios. También se puede apreciar la hermosa terraza y los senderos floridos del jardín.

La Casa de Polo es una casa elegante que generalmente da la bienvenida a los jugadores de Polo durante las competiciones ecuestres que tienen lugar en el mes de noviembre.

Las actividades

La Porteña invita a conocer un lugar privilegiado para descubrir la cultura y las particularidades de los gauchos, pero también para relajarse al aire libre.

Estarán invitados a descubrir la historia del Casco Histórico de la Estancia y a visitar la antigua oficina del famoso escritor Ricardo Güiraldes: El Rincón del Poeta.

También tendrán la oportunidad de montar a caballo o hacer un paseo en carruaje por la propiedad, y observar las demostraciones ecuestres realizadas por los gauchos. Entre ellos, una carrera de jinetes llamada la carrera de sortijas o una emocionante doma india de caballo que les permitirá descubrir los juegos y rituales de estos hombres.

También se organizan sesiones de música y baile tradicionales todos los días.

En el parque se puede disfrutar de las instalaciones como la piscina, las canchas de fútbol y voleibol, e incluso jugar a las bochas argentinas.

Día de Campo en la Estancia

  • - Almuerzo asado
  • - Cabalgata o paseo en carruaje
  • - Guitarreada y danzas folclóricas
  • - Demostraciòn de destrezas gauchas
  • - Piscina

Dormir en la Estancia

  • - 24 horas con pensión completa
  • - Habitación con baño en suite
  • - Guitarreada y danzas folclóricas
  • - Cabalgata o paseo en carruaje
  • - Demostraciòn de destrezas gauchas
  • - Piscina
Mapa de acceso

Nos Recomiendan


Estancias y Hoteles

Estancia La Porteña


Declarada Monumento Histórico Nacional en 1999, La Porteña es una de las Estancias más emblemáticas de Argentina.