Parque Criollo y Museo Ricardo Güiraldes

Parque Criollo y Museo Ricardo Güiraldes

El Parque Criollo y el Museo Ricardo Güiraldes ofrecen expresiones del pasado argentino que se vinculan con el gaucho, sus costumbres, usos, enseres, medios de vida y aporte a la grandeza del país. Puesta la Institución bajo el nombre ilustre de Don Ricardo Güiraldes, le atañe principalmente todo lo vinculado a la personalidad y obra literaria del escritor, circunstancias que Güiraldes trata en su obra Don Segundo Sombra.

El Parque y el Museo fueron creados en 1937, por decreto del Poder Ejecutivo de la Provincia. Las obras se inauguraron el 16 de Octubre de 1938, después de intensos trabajos, tuvo decidida importancia la actividad desplegada por Don José María Bustillo, ministro de Obras Públicas de la Provincia, que llevó adelante la idea fundadora, Don José Antonio Güiraldes, hermano del poeta, Intendente entonces de San Antonio de Areco y miembro de la Comisión oficial y don Enrique Udaondo, presidente de la misma y luego primer Director. En Diciembre de 1979 fue transferido por la provincia de Buenos Aires a la Municipalidad de San Antonio de Areco. De allí en más el municipio recibió y quedó en posesión del Parque Criollo y Museo gauchesco Ricardo Güiraldes. Y con fecha 10 de Noviembre de 1999 por decreto presidencial fue declarado Monumento Histórico Nacional.

La Blanqueada: es el local de una auténtica pulpería restaurada de más de 150 años de vida, y que se encuentra en la entrada del Museo Güiraldes.

Tiene su historia propia: Ricardo Güiraldes usa el lugar en un pasaje de ficción en su “Don Segundo Sombra”. Hace que en su interior se desarrolle el primer encuentro de Don Segundo con Fabio.

Una reja separa el interior del patio. A través de ella, y como prevención, el pulpero servía a los forasteros desconocidos, los parroquianos conocidos tenían acceso al interior y allí se les servía y se les daba lugar para jugar a los naipes y conversar. En el interior, interpretado por medio de muñecos de cera, un grupo de gauchos juega a los naipes ante la mirada del pulpero. Estos llevan botas de potro y chiripá y en la cabeza lucen un pañuelo colorado, típico de los paisanos en el período Rosista. Todo recrea el ambiente, la reja, el mostrador, el botellerío, los muebles.

La pulperia La Blanqueada, en San Antonio de Areco, Argentina. La pulperia La Blanqueada.

En el año 1999, la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos de la Secretaría de Cultura de la Nación declaró a la Pulpería La Blanqueada como Monumento Histórico Nacional junto a:

El Parque Criollo y Museo Gauchesco Ricardo Güiraldes
El Puente Viejo
La Parroquia San Antonio de Padua
La Intendencia Municipal
La Estancia La Porteña

La marca “La Guadaña”: Primera marca registrada en la “oficina de Registros de Marcas de 1822” por Don Francisco de Salas Videla. Data de 1589, introducida en el Río de la Plata por Don Juan de Garay, usada hoy para marcar la hacienda vacuna y yeguarizos que pueblan el parque y Museo “Ricardo Gûiraldes”.

La marca del Parque Criollo, en San Antonio de Areco, Argentina. La marca del Parque Criollo de San Antonio de Areco.

Compartir "Parque Criollo y Museo Ricardo Güiraldes" en: