La Fiesta de la Tradición en San Antonio de Areco desde 1939

La Fiesta de la Tradición en San Antonio de Areco desde 1939

 

Antecedentes de la Fiesta

En julio de 1926, se publicó la novela gauchesca “Don Segundo Sombra”, de Ricardo Güiraldes, impresa en las prensas arequeras de Don Francisco Colombo. De esta manera, San Antonio de Areco anticipaba la concepción del Día de la Tradición gauchesca.

Para el año 1939, ya se había inaugurado el Parque Criollo y Museo. Ese mismo año, por iniciativa del intendente municipal de San Antonio de Areco, Don José Antonio Güiraldes y el gobierno de la provincia de Buenos Aires, Dr. Manuel Fresco, instituyó en su territorio el Día de la Tradición. Una ley ordena su celebración en San Antonio de Areco y Luján. Luego, en 1984, la legislatura provincial, agregó un artículo a esa ley y dispuso que San Antonio de Areco sea sede permanente del Día de la Tradición.

La Primera Fiesta

La primera fiesta del Día de la Tradición, en 1939, se realizó con la participación de los estancieros y paisanos de los alrededores.

El Parque Criollo carecía aún de las instalaciones y de la infraestructura de las que dispone en la actualidad. No existía la Playa de Doma y Destreza. La jineteada de potros reservados se realizaba delante o entre un público espectador. Un palco municipal de madera, servía de lugar de ubicación privilegiada. Todavía no figuraba como parte del programa el desfile o paso de los gauchos.

Al año siguiente, la fiesta se celebró en la ciudad de La Plata. Aunque luego, en 1941, volvió a ser sede San Antonio de Areco. Entonces, ocurrió algo tan imprevisto como insólito: frente a la intendencia se habían reunido autoridades e invitados para ver pasar a los gauchos rumbo al parque criollo. Un empleado de la municipalidad vio venir a los jinetes y recordó lo ocurrido en 1939: no había nadie que la llevara la bandera nacional, entonces corrió al interior de su casa, de la que volvió con una bandera atada a su asta. Se la entregó a la primera persona que encontró, y ésta, al primer gaucho de a caballo que tuvo cerca. Desde entonces, se instaló una costumbre, que ya es rito: el jinete pre abanderado y su escolta sale rumbo al desfile y llega al palco oficial, donde lo espera la autoridad de mayor rango, quien entre los aplausos de los espectadores, le entrega la bandera del desfile.

Los primeros desfiles se hicieron alrededor de la Plaza Principal. Los asados se servían en los fogones instalados en la antigua quinta de Guerrico. Allí se guitarreaba y se bailaba. A la noche, la fiesta culminaba en el Hotel Plaza, en la esquina de Don Segundo Sombra y Ruiz de Arellano.

Jineteada en el Parque Criollo de San Antonio de Areco, durante la Fiesta de la Tradición.

Jineteada en el Parque Criollo de San Antonio de Areco.

Desfile de gauchos, cruzando el Puente Viejo, durante la Fiesta de la Tradición, en San Antonio de Areco.

Desfile de gauchos, cruzando el Puente Viejo durante la Fiesta de la Tradición en San Antonio de Areco.

Compartir "La Fiesta de la Tradición en San Antonio de Areco desde 1939" en: