Familia Draghi, plateros y orfebres

Familia Draghi, plateros y orfebres

Juan José Draghi da sus primeros pasos en Orfebrería en la década del sesenta alentado por un fuerte impulso vocacional, un gran dominio técnico del oficio aprendido solo por la experiencia de la practica, la intuición y un genio creativo que lo consagro como el Refundador de la Platería Tradicional Argentina.

A mediados del siglo XX, como otros tantos oficios, de la mano de la industrialización, la platería fue perdiendo su esencia y una de las cualidades más importantes, su identidad, en la medida en que las piezas pierden su carácter de ser únicas, para manifestarse mediante técnicas de estampado de producción seriada.

Por alguna misteriosa razón, como son los impulsos que mueven a los grandes artistas, Ricardo Güiraldes, dejo para la posteridad la tarea de preservar intacto el espíritu gaucho de una época, encarnado en su inmortal, Don Segundo Sombra. Su obra reclama el compromiso de guardar un patrimonio de nobles tradiciones que se transmiten de generación en generación.

No es casual entonces que Juan José Draghi, defensor a ultranza de estos valores, sostenga en todo momento “Yo me hice platero porque nací en Areco”, allí encontró la fuente de inspiración para desarrollar su obra e inicio con tesón su camino de autodidacta realizando un profundo estudio sobre usos y costumbres nacionales e inspirándose en las piezas antiguas que se exhibían en el Museo Gauchesco Ricardo Güiraldes tratando de recrearlas.

Hoy con una trayectoria de 47 años, Draghi es reconocido nacional e internacionalmente por su trabajo realizado sin concesiones a técnicas modernas y utilizando un lenguaje ornamental muy personal que convierte a cada una de sus piezas en únicas por su trabajo y el rigor histórico impuesto en ellas.

Acompañado actualmente por su familia, fieles continuadores de la tradición artesanal familiar, logran superarse en cada trabajo que realizan imponiendo el inconfundible sello de alta calidad al diseñar piezas únicas como solo lo logran los grandes artistas que ostentan la capacidad de encontrar en sus manos el medio para plasmar el lujo de su imaginación.

Draghi ha sido merecedor de importantes reconocimientos, entre otros el de la Secretaria de Cultura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que realizo una muestra retrospectiva de 30 años de su labor, en el año 1994, en el Museo de motivos Argentinos José Hernandez titulada “Draghi el platero de Areco”. La gran repercusión de esa muestra impulsa a la Fundación del Banco Mercantil a trasladar la colección al año siguiente a la Embajada Argentina en París. En 1998, el Foro Nacional de la Tradición otorgo a Draghi el Santos Vega a la mejor Platería Gauchesca del País.

Plateros y orfebres Draghi, San Antonio de Areco, Argentina Platería y orfebrería Draghi, en San Antonio de Areco

Compartir "Familia Draghi, plateros y orfebres" en: