Donde dormir en San Antonio de Areco?

Estancias y Hoteles en San Antonio de Areco

San Antonio de Areco es una pequeña ciudad con amplia oferta de hoteles y Estancias, para todos los gustos y todos los presupuestos. Estos son algunos consejos para ayudarle a elegir dónde dormir en San Antonio de Areco y su región.

Si le gustan los lugares típicos y encantadores, varios hoteles boutique los esperan todo el año. Muebles antiguos, decoración colonial, patio, piscina y hermosos jardines, todos son lugares paradisiacos para una estadía confortable y de buen descanso. Le recomendamos por ejemplo Antigua Casona, Patio de Moreno, Posada La Plaza o también Solar del Pago. Este ultimo cuenta con un Spa, ademas de ser apto para hospedar personas con movilidad reducida. A notar que para reservar en temporada alta en todos esos hoteles, le recomendamos consultarnos con al menos dos semanas de anticipación!

Para grupos, usted puede elegir entre San Carlos (pleno centro) y Pampas de Areco (cerca de la ciudad), son los dos mas grandes de la zona y ofrecen salón de conferencia, restaurante, piscina y Spa.

Une opción económica es el hostel. En un ambiante cálido y a menudo festivo, los trotamundos se juntan en el Puesto de Areco o en Areco Hostel. Ubicados en el centro de la ciudad, los dos están cerca de los bares y restaurantes, así que también de las peñas y de los boliches!

Para los curiosos con ganas de conocer la cultura de los gauchos, les recomendamos una estadía en una Estancia. Alrededor de San Antonio de Areco hay mas de veinte Estancias de las cuales por lo menos cuatro se encuentran actualmente abiertas al publico. La oportunidad de sumergirse en la vida cotidiana y el universo de los guardianes de la pampa.

Con una estadía de una o dos noches en Estancia podrá disfrutar de la tranquilidad del lugar, de su flora y fauna abundante y diversa, y sin duda, tendra la oportunidad de comer el mejor asado de su viaje! Por la mañana, usted podrá salir a caballo con los gauchos y acompañarlos en su tarea diaria, como por ejemplo, cuidar a una vaca herida, domar un caballo, o reparar una tranquera en el otro lado del campo.

Los gauchos no los dejaran irse sin participar en sus danzas folclóricas, con fondo de guitarreada y canciones bien gauchescas.

Casco principal de la Estancia El Ombú, cerca de San Antonio de Areco, Argentina.